Dos años

Texto extraído de: Camino.

Hace dos años empecé a participar en proyectos en equipo. Hasta entonces, siempre había trabajado en solitario y no tenía grandes objetivos. No pensaba que pudiera conseguir gran cosa en la vida: un trabajo bien pagado, un piso grande… ¿qué más se puede pedir? Carecía de experiencia, mi familia no es rica y no tenía habilidades sociales. Solo tenía tres buenos amigos: Imanol, Jake y Julen, y con eso bastó.

El primer contacto con mi nueva realidad fue Arteverse, una pequeña agencia de publicidad que fundamos para desarrollar lo que estudiábamos en la universidad. Junto al equipo de Arteverse, creamos proyectos como Arte con ValorSouth&Roll, además de hacer pequeños trabajos en el ámbito de la comunicación. Con los frutos de nuestro trabajo, viajamos a India. Fue una experiencia muy intensa.

El siguiente año, Jake, Imanol y yo creamos Artifacts, un nuevo equipo más multidisciplinar, en el que estoy actualmente trabajando. Nuestro objetivo es hacer realidad proyectos con potencial de crecimiento, que no estén necesariamente relacionados a disciplinas concretas y de los que podamos obtener un aprendizaje extraordinario. Junto al equipo de Artifacts, hemos podido desarrollar proyectos como Gïk o Alvaro G. Boards. Durante esta etapa, también he tenido el honor de ayudar a otros equipos como EquisDRO a crear proyectos como Tot’em, y no puedo expresar lo agradecido que me siento por haber sido parte de ello.

Dos años después, me enorgullece decir que soy extremadamente rico; no en dinero, sino en amigos y experiencias. Y de todos los errores que pude haber cometido, hay una cosa que he hecho bien: he disfrutado cada paso del camino. En las sabias palabras de Hemingway:

Es bueno tener un fin para el camino;
pero es el camino lo que importa, al final.

– leer en Camino.

Etiquetado

道 – First

Etiquetado , ,

South&Roll ’14

South and roll

Etiquetado